Crónica satírica de un viaje a Vietnam

¡Adelante! ¡Atrás! ¡Marchando!

¡Levantarse, acostarse, dormir!.

¡Comer, comer, siempre comer!.

 

Arroz- nuddles- gambas- rollitos.

Rollitos-arroz -nuddles-gambas.

Gambas-rollitos-arroz-nuddles.

Nuddles-gambas-rollitos-arroz.

 

ARROZ, ARROZ, el sempiterno ARROZ.

 

Por eso estamos divisando miles y miles

de verdes campos de arroz.

 

¡VIVA EL SOLOMILLO POCO HECHO!

 

¡Templos. Pagodas. Más templos.

Más pagodas, muchas pagodas…!

Y después tumbas. Eso si, IMPERIALES.

Los Emperadores también se mueren.

 

Y la Ciudadela… La Ciudad Prohibida

donde las escaleras son asesinas y donde

se pasean los elefantes añorando el pasado.

 

¡Levantarse, acostarse, pasear, ver,

comprar, comprar agua, abanicos,

dragones, marionetas, sedas, gorros!.

Todo lo que la imaginación pueda desear.

Puestos a ello comprar hasta las horas,

las horas de los demás, el tiempo ajeno…!

 

Los vestidos, los bordados, los masajes…

Todo se compra por un poco de dinero.

 

Masajes dados por manos mercenarias,

pero con dedicación, esfuerzo y firmeza.

 

¡Subir, bajar, mirar, observar, fotografiar…

Una foto, dos, diez, mil, ¡más!, ¡más!, infinitas…

pero… el infinito no se puede fotografiar…!

 

¡ Hacer maletas, deshacer maletas, volver

a hacer maletas! .  Prisas. Desenfreno.

Maletas cada vez más llenas, espacios

cada vez más exiguos…pero… todo tiene

SOLUCIÓN: ¡ Nuevas maletas! Más grandes,

más baratas, más  grandes, muy grandes…

 

Cada noche en un lugar distinto.

Cada día en una habitación diferente.

 

¡Comer, correr, siempre corriendo…

para llegar a un nuevo lugar donde…

continuar comprando, corriendo,

comiendo, observando y durmiendo…

Frutas blancas con puntos negros, hermosas

en el exterior, rojas como corales, pero insulsas

en su interior…

 

¡MOTOS, MOTOS, MILES DE MOTOS!

Es la jungla actual. Una marabunta sin final.

No se oye nada, no se ve nada. ¿ Qué es?

Pero… para trasladarse de un sitio a otro

es preciso adaptarse, integrarse en ella,

ser uno más entre los motores que se acercan

vibrando.

 

Y es preciso aprender a sortear los  peligros,

y, sobre todo, aprender a confiar en ser sorteados.

 

¡ MIEDO! Miedo camuflado con risas, con la

indiferencia, con la aparente seguridad, pero

sabiendo que un paso mal dado, un cálculo

mal hecho, un conductor con poca pericia…

y… se acabó. Se acabó todo…

 

Quizá no sea la muerte tan temida,

pero si una lesión que te detenga y

te impida seguir adelante en tu ruta.

 

¡LA MUERTE! Para ellos siempre presente.

En los templos, en las pagodas, hasta en los campos,

porque el hombre vuelve a la madre tierra.

La tierra que le vio nacer, que le dio la vida.

El hombre vuelve al lugar donde nació, hasta

llegar a fundirse, a hacerse uno con la tierra.

 

No se esconde detrás de un muro o en un nicho.

¡Arriba! – ¡Abajo! ¡Adelante! ¡Atrás!

¡Senderos guiados, caminos sin retorno,

Sol de justicia, lluvias amenazadoras,

Montañas verdes que se sobreponen unas

a otras compitiendo en belleza.

Montañas en el mar, en la retina, en la mente.

Paisajes de ensueño, lugares sublimes.

HAY COSAS QUE NUNCA SE OLVIDAN

 

 

Templos. Pagodas. Puentes. Museos…

 

MUSEOS…Cobijo de otras culturas, culturas

que aún sobreviven, con unos rasgos comunes

a todas las culturas en sus orígenes, cuando

lo importante era el hombre.

Y eran sus manos las hacedoras de las cosas.

Y era cuando los dioses eran temidos y

debía  rendírseles tributo para aplacarles.

 

MUSEOS: Barro, hierro, paja, plomo, cantos,

herramientas, útiles de cocina, vida, muerte.

 

¡ Autocar, guía, hotel, propinas, tiendas,

recuerdos materiales, regalos, fotografías,

montañas nevadas ( quise decir vacías, perdón),

mares, playas, islas, mil islas, islas perdidas,

islas vírgenes que nadie ha hollado todavía.

 

Y lagos, grandes lagos llenos de peces, de vida,

agua, sol, ríos, vegetación exuberante.

 

Barcos, aviones, desplazamientos de un lado a otro…

para al final dejarse llevar por un hombre que va

pedaleando mientras tú sentada en el diván te crees

alguien que puede disponer del bien y del mal..

a cambio, tan sólo, de un poco de dinero.

 

¡ Adelante! ¡ Atrás! ¡ Arriba! ¡ Abajo!…

 

Y de pronto siento que tengo que abrirme.

 

NO SOY UN ROBOT

 

No puedo seguir dejando que me traigan, que

me lleven, que las cosas vayan pasando delante

de mi…y yo sólo pueda extender las manos…

 

¡NO! ¡ESO NO ME BASTA! ¡NO ES SUFICIENTE!

 

Debo desplazar mi cuerpo entero, lograr

la conjunción absoluta entre el cuerpo y la mente…

Debo abrirme o moriré asfixiada….

Y como en la vida siempre hay respuestas

para todo, encuentro unos cómplices.

Con ellos puedo levantarme, acostarme, subir,

bajar, pasear, comprar, fotografiar, mirar…

tal como yo quiero. Sin imperativos. Sin prisas.

Sin órdenes. Sin presiones. Sin condenas.

 

Y es entonces cuando me considero LIBRE,

y no me arrepiento de haber viajado a VIETNAM,

este desconocido país que conserva valores que

el hombre occidental ha olvidado hace tiempo.

 

¡VIETNAM! ¡ Símbolo de la opresión, de la maldad,

de la crueldad, pero, a la vez SIMBOLO DE LA PAZ,

DEL TRIUNFO, DE LA LIBERACIÓN, DE LA LUCHA.

 

Pueblo orgulloso, altanero, majestuoso,  pero,

a la vez, educado, culto, respetuoso, LIBRE.

 

Pueblo que conoce el valor de la libertad

porque siempre se la han querido arrebatar.

 

CONCLUSIÓN FILOSÓFICA:

Viajar así es de masoquistas:  ¡VIVA EL MASOQUISMO ¡

Escrito en Torredambarra  a treinta de agosto del año dos mil cinco, mientras contemplo el hermoso Mediterráneo, mar liso, sin piedras, ni obstáculos que impidan la visión hasta el final, hasta la línea del horizonte, el lugar donde se acaba el mundo, que, por si  no lo sabían, es cuadrado porque de no ser así nos caeríamos unos encima de los otros…y eso si que no, juntos, pero no revueltos…

Loly L.S. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s